Ciudadela de Budapest

La Ciudadela es el punto más alto de Budapest y desde ella se consiguen las mejores vistas de la ciudad. Fue construida en 1854 por los Habsburgo como edificio de vigilancia.

En la zona de la Ciudadela encontraréis miradores, un restaurante, unos puestos a modo de mercadillo y la visita estrella, el edificio de la fortaleza.

La fortaleza mide 220 metros de largo, 60 metros de ancho y sus muros miden 4 metros de altura. Al acabar la Gran Guerra los húngaros quisieron destruirla, pero en 1960 se declaró lugar de interés turístico.

Visitando la fortaleza

Para entrar a la fortaleza hay que pagar 1.200 florines, cifra que pasará a un segundo plano nada más entrar en el bunker de la Segunda Guerra Mundial.

En el interior de este bunker de tres plantas encontraréis varias salas con estatuas de cera que representan escenas que os harán retroceder en el tiempo. También hay una gran colección de imágenes de la guerra que merece la pena ver.

Una visita diferente

Aunque a nosotros nos encanta, si algún visitante no se siente atraído por entrar al bunker, no merece la pena entrar en la fortaleza sólo por las vistas. Las vistas desde ésta son muy similares a las que se obtienen desde fuera.

Para llegar a la Ciudadela hay varios caminos en el monte Gellert por los cuales se puede subir andando. Una de las subidas comienza en el Puente de Elisabeth y otra en la plaza Szent Gellert.

Horario

La fortaleza cierra a las 19:00 horas.

Precio

Entrada a la fortaleza: 1.200Ft.

Transporte

Autobús: Búsuló Juhász, línea 27.