Tours en español
Traslados aeropuerto
Hoteles en oferta
  1. Fecha de llegada
  2. Fecha de salida
o ver todos los hoteles baratos
Vuelos baratos

Precios del transporte de Budapest

Metro de Budapest, Precio y Tarifas
Uno de los trenes de la línea 3 del metro
Precio transporte Budapest: Trolebus
Un trolebús, algo raro de ver en otras ciudades

El precio del transporte público en Budapest es algo elevado. Un billete sencillo cuesta más que en ciudades españolas como Madrid o Barcelona y ofrece menos flexibilidad.

Si vais a utilizar el metro el tranvía o los autobuses para desplazaros, lo más recomendable es hacerse con un abono. También es necesario recordar que los billetes sencillos valen sólo para una línea de metro, si queréis hacer transbordo deberéis comprar un "transfer ticket".

Billete sencillo350Ft
Bono de 10 billetes sencillos3.000Ft
Billete de metro reducido300Ft (trayecto máximo de 3 estaciones)
Billete con trasbordo530Ft
Abono de 1 día1.650Ft
Abono de 3 días4.150Ft
Abono de 7 días4.950Ft

Aunque ya hemos comentado que casi siempre hay revisores y que os pedirán el billete sin excepción, los amantes del riesgo deben saber que las multas van desde 6.000 hasta 24.000 florines.

¿Usar billetes sencillos o comprar abono?

Nuestra recomendación es que, excepto que no vayáis a usar el transporte público, compréis un abono para el tiempo que vayáis a estar. Las ventajas son evidentes:

  • No perder tiempo comprando los billetes.
  • No tener que acordaros de validar el billete.
  • Usar el transporte tanto como queráis.
  • En resumen, evitar posibles sanciones.

Otra ventaja es que, si compráis el abono en la terminal del aeropuerto, ya podréis usarlo para llegar al centro.

¿Abono de 3 días o Budapest Card?

Si queréis realizar un viaje cultural o viajáis con niños menores de 14 años, echad un vistazo a la Tarjeta Budapest Card, ofrece transporte público gratuito y descuento en las entradas de las principales visitas turísticas, museos y balnearios.



¿Dónde se compran los billetes?

Los billetes se compran en el aeropuerto, las estaciones de metro, puestos de tabaco, tiendas de prensa y, como última opción, a los propios revisores.